28 de agosto de 2010

Fuente Dé-Áliva-Sotres-Bejes-Potes

Teníamos pendiente hacer nuestra primera ruta por los Picos de Europa y este fin de semana se dieron las condiciones necesarias, disponibilidad, buen pronóstico del tiempo y ganas. Nuestro mayor "CabraBike" del grupo (no lo digo por la edad, que también) se cayó de la lista de convocados por vacaciones, pero en cambio recibimos la buena noticia de la vuelta de Toño a nuestras rutas, después de casi un año de ausencia y en mejor forma que nunca.

Sobre las 8:15am llegamos a Potes, dejamos un coche para hacer la trece catorce y nos dirigimos a Fuente Dé con la intención de coger el teleférico en su primer viaje. Cuando llegamos a la taquilla a las 8:40am aproximadamente, ya teníamos unas diez personas delante y también alguna que otra bici. Antes de las 9:00am ya estábamos subiendo por el cable, con cierta tristeza comprobamos que la niebla, las nuebes y el frío nos iban a acompañar desde el comienzo, !Bien por los del tiempo!. Llegamos al mirador del cable con 7ºC y poco pudimos ver, fue la imaginación la que se tuvo que poner a trabajar. Así comenzamos a pedalear dirección al refugio de Áliva, durante la pequeña subida al desvío de Horcados Rojos se nos descubrió por momentos Peña Vieja. Después comenzamos a bajar sin descanso, paramos a ver el Chalet Real y pronto llegamos al refugio de Áliva donde cambiamos la ruta prevista y continuamos el descenso por la pista que conduce a la Ermita de la Santuca de Áliva.

Seguimos bajando y entramos en Asturias, cruzamos los invernales de Vegas de Sotres y poco después subimos al pueblo de Sotres. Allí nos encontramos con un par de bikers que nos pintaron como "fiera" la subida al Jito de Escarandi. No fue para tanto... la verdadera "fiera" estaba por llegar.


Al llegar al Jito de Escarandi nos desvíamos a la derecha dirección Bejes por una pista muy entretenida y con unas vistas que se antojaban impresionantes, pero la niebla y la ligera lluvia nos impidió disfrutar de ellas. Poco antes de llegar al pueblo de Bejes empezó a despejar, paramos en un pequeño mirador desde donde contemplamos Bejes y el Collado Pelea, nos quedamos alucinados al ver el aparente desnivel, y aunque esperábamos algo fuerte, esto parecía demasiado, así que nos consolamos pensando que era cuestión de perspectiva. Cruzamos el pueblo y rápidamente nos topamos con la pista hormigonada del Collado Pelea. ¡¡¡Impresionante!!!. Sin pensarlo mucho ataqué al coloso con la intención de llegar lo más lejos posible. No hubo forma, la subida no daba tregua, sobre todo al comienzo, así que después de alguna que otra parada (¡Cómo costaba reanudar la marcha!) y un kilómetro el resultado se puede resumir con la siguiente fórmula:

fuerte desnivel+cansancio+rueda delantera en el aire+terreno resbaladizo+gravedad = Cada uno se apea como quiere

Así que decidí unirme a mis compañeros y continuar lo que quedaba de ascenso paseando la bici, aunque algunos pequeños tramos nos animábamos. Finalmente llegamos al alto viendo por primera vez el cielo abierto ¡Qué bonito! Nos hicimos una foto y descendimos a Cabañes para coger la carretera CA-884 que pasando por Pendes, Tama y Ojedo, nos conduciría a Potes, donde nos quedamos a comer antes de ir a buscar el coche a Fuente Dé.

Pensábamos que iba a ser un paseo y no lo fue, también que tendríamos buen tiempo y tampoco. No pudimos disfrutar de las vistas, principal motivo de la ruta, pero ya tendremos oportunidad de repetirla y así poder enfrentarnos de nuevo a ese "Collado Peleón", espero que en mejores condiciones físicas. Por otro lado la ruta tiene un IBP=114BB y en los apenas 50km. se descienden 2800mt. y se suben 1250mt. Eso sí, los desniveles no son precisamente moderados, o estás bien preparado físicamente o la montaña te pone en tu sitio.